La habilidad de exponer una idea es tan importante como la idea en sí misma. – Aristóteles